El despido en España puede ser de distintas maneras, y en función del tipo es la indemnización que percibe el trabajador. Una asesoría laboral y fiscal en Bilbao puede asesorarnos a la hora de realizar el despido, puesto que hay que cumplir con toda una serie de requisitos. 

Desde la asesoría laboral y fiscal en Bilbao nos pueden explicar las diferencias entre el despido improcedente, el disciplinario o el de causas objetivas, cuando se trata de un trabajador.

En concreto, el de causas objetivas, contempla una indemnización de veinte días por año trabajado, pero para acogerse a ese tipo debemos cumplir con un toda una serie de requisitos que avalen la decisión para que, en caso, de ser recurrida, la empresa tenga razón. 

Es muy importante acogerse a la legislación vigente y razonar bien las causas del despido, en la documentación que le entregue al trabajador, para evitar una demanda.  

Como empresa, podremos argumentar causas objetivas cuando el trabajador no sea apto para el puesto que desarrolla, siempre que esa ineptitud no fuese conocida por parte de la mercantil antes de contratarlo. También podemos justificar la decisión porque el empleado no se adapta a las necesidades de la empresa, no se ha formado o no aplica la formación que ha recibido.

Por otra parte, el despido objetivo se sustenta también en motivos técnicos, de organización, económicos y productivos, siempre y cuando esté bien documentado y justificado.

Desde nuestra Asesoría Mezan podemos informarle y tramitar toda la documentación para realizar un despido en su empresa que se ajuste a la legislación vigente. Además del área laboral, también le asesoramos en todo el proceso completo de creación de su empresa, y gestionamos las áreas fiscal y mercantil para que los empresarios estén el corriente y no tengan ningún problema con la administración.