Como asesoría laboral y fiscal en Bilbao nos ocupamos de todos los trámites referentes a la contratación y despido de personal, además de ofrecer informes de coste de plantilla. Un punto esencial a la hora de desempeñar nuestro trabajo es realizar adecuadamente los contratos teniendo en cuenta los aspectos que estos implican. Uno de ellos es el periodo de prueba. A continuación te explicamos cómo funciona este.

El periodo de prueba es un plazo que se estipula por contrato en el que trabajador y empresa podrán evaluarse mutuamente para determinar si están contentos. Dentro de este periodo el trabajador podrá comprobar si las condiciones del puesto se corresponden con lo hablado; mientras que la empresa podrá observar si el trabajador cumple adecuadamente con sus labores.

En caso de que en el plazo legal incluido en el contrato por nuestra asesoría laboral y fiscal en Bilbao la empresa observase que el trabajador no cumple con lo que se esperaba podrá prescindir de este sin tener que abonar ninguna indemnización. Además, no será necesario dar un preaviso de que se va a terminar la relación laboral, ni alegar una causa por la que se finaliza.

Lo normal es que el convenio de cada sector marque lo plazos del periodo de prueba. En los casos en los que no está marcado los trabajadores técnicos tendrán un plazo de 6 meses. Cuando el trabajador no tiene un título técnico el plazo de prueba será de dos meses, si el contrato lo realiza una empresa con menos de 25 trabajadores, el plazo será de tres meses

Si quieres conocer más detalles sobre el periodo de prueba no dudes en contactar con la Asesoría Mezan.