Ahora que hemos empezado el 2018 en nuestra asesoría laboral y fiscal en Bilbao estamos preparando las cuentas anuales de un gran número de clientes, tanto de autónomos como de empresas. Llegado este momento uno de los grandes temores es recibir una inspección de Hacienda al observar alguna irregularidad. Por ello, vamos a aprovechar este espacio para explicar bajo que escenarios es habitual que tengamos la visita de la agencia tributaria para controlar qué sucede en la empresa.

Para empezar, una situación que levantará las sospechas y activará las alarmas en Hacienda es que, una vez presentadas las cuentas anuales, las cifras no coincidan con las declaraciones trimestrales. Ante esta situación la agencia tributaria querrá que se explique este descuadre y se aporten datos sobre él.

Otra situación común de la que advertimos en nuestra asesoría laboral y fiscal en Bilbao es que se reciba esta visita al pedir el NIF intracomunitario. Cuando se quiere operar en el extranjero los inspectores querrán tener información para determinar si realmente la empresa o el autónomo necesita el NIF intracomunitario.

Otro escenario que pueda levantar sospechas es que se enlacen varios ejercicios fiscales en los que la empresa tiene unos gastos mayores que los ingresos. En esta situación Hacienda se preguntará cómo es posible que esta situación se mantenga en el tiempo.

Por último, hay que permanecer muy atento a los gastos que se intentan deducir. Esta situación suele darse especialmente en los autónomos que quieren incluir el gasto en móvil, gasolina o las dietas en las cuentas profesionales sin que estén debidamente justificados.

Para asesorarte y poder enfrentar a una inspección de Hacienda, no dudes en contactar con Asesoría Mezan.